Según la página francesa CPCHardware, la segunda iteración de Skylake u octava generación de los procesadores Intel, llamada Coffee Lake, se espera que llegue en los próximos meses y, desde un punto de vista micro-arquitectónico, estos chips seguirán siendo casi idénticos a Skylake -lanzado originalmente en el 2015. Sin embargo, esta nueva generación se distinguirá por la presencia de CPUs de seis núcleos corriendo en la plataforma mainstream LGA1151.

El sucesor del i7 7700k, el i7 8700k, tendría una frecuencia base de 3.7 GHz e Hyperthreading habilitado y, comparado al i9 7800x, el 8700k tiene un TDP mucho más bajo de 95W (comparado con 140W). Además, Intel estaría lanzando un i7 8700 no K que tendría las mismas especificaciones, pero tendría una frecuencia base de 3.2 GHz.

Aún más interesante es el i5 8600k, que también cuenta con 6 núcleos y una frecuencia de 3.60 GHz, y se distingue del i7 8700k por la ausencia de Hyperthreading y un cache L3 limitado a 9MB. Se espera que una completa linea de Core i5 (8400, 8500, 8600) sea lanzada, y la frecuencia del más bajo sea de 2.80 GHz, pero seguirá teniendo 6 núcleos con un TDP que no exceda -teóricamente- los 65W.

Además, Intel estaría introduciendo CPUs para laptops de 6 núcleos que, comparado a las versiones de escritorio, Coffee Lake Mobile tendrá una frecuencia mucho más baja de 2.0 GHz con un TDP de 45W.

Por último, y más interesante es Coffee Lake-U, que según una plataforma de pruebas. muestra un CPU de cuatro núcleos a 2.00 GHz con 6 MB de cache, Hyperthreading habilitado y un chip gráfico GT3e (con eDRAM), todo con un TDP de 28W. Es una notable evolución, dado a que Intel nunca ofreció un CPU tipo “U” con más de dos núcleos.