Un nuevo cambio en las Directivas de la Tienda Windows provocará la eliminación de todos los emuladores que se encuentran en el catálogo. La nueva política prohíbe la publicación de aplicaciones que emulen a otros sistemas, en cualquiera de los dispositivos que hagan uso de Windows.

10.13.10 – No se permiten las aplicaciones que emulan un sistema de juego en ninguna familia de dispositivos.

La aplicación Universal Emulator by NESBox es una de las primeras víctimas de esta nueva política y la empresa es particularmente notoria porque ya habían tenido problemas para publicar otro emulador en la tienda de Xbox One, el año pasado.

Se especula que estos nuevos cambios son parte de los preparativos para la Creators Update, que entre otras cosas, busca unificar todas las tiendas en un único ecosistema, haciendo uso prioritario de la plataforma Universal Windows Platform, para aprovechar lo que hoy conocemos como Xbox Play Anywhere. Seguramente el problema no sea específicamente la propia capacidad de emulación de las distintas aplicaciones, que es completamente legal, sino la potencial piratería que existe como consecuencia, algo que debe haber provocado el reclamo de muchos publishers por compartir el mismo lugar comercial.