Halo Wars 2 es un juego que me coloca en una posición algo compleja. La nueva coproducción de Microsoft, 343 Industries y TheCreativeAssembly es un juego que existe, en cierta forma, en un limbo. Estamos ante un juego que por un lado podríamos describir como un juego de estrategia para fanáticos de Halo, y por otro lado como un juego de Halo para los fanáticos de la estrategia. Decidirse por una postura o la otra parece difícil, pero tras experimentar los distintos modos de juego creo estar en condición de aventurar una respuesta: Halo Wars 2 es un juego de estrategia para fanáticos de Halo, y está muy lejos de ser lo contrario. Los aficionados a la estrategia, en cualquiera de sus variantes, no encontraran nada nuevo ni revolucionario en Halo Wars 2. Mientras que aquellos que vengan siguiendo las aventuras del Jefe Maestro y el resto de las fuerzas de la UNSC a lo largo de todas las iteraciones de la franquicia Halo seguramente se sentirán más a gusto con este nuevo título.

En lo particular, yo caigo decididamente en el primer grupo. Me considero un aficionado a los juegos de estrategia en general, pero soy un total analfabeto en el universo de Halo, al punto de que recién al jugar este juego me enteré que el verdadero nombre del Jefe Maestro es John-117. Por lo que la siguiente reseña se encontrará, de manera inevitable, influenciada por mi postura particular hacía el juego y la franquicia, al menos en cuanto a los elementos de la historia y la ficción que el mundo de Halo busca desarrollar.

Halo Wars 2 nos plantea una historia que se ubica unas tres décadas luego del final de Halo Wars, y poco tiempo después de los eventos de Halo 5: Guardians. La nave Spirit of Fire, eje central de los acontecimientos del primer Halo Wars, sale del periodo de animación suspendida en el que había caído en el final de aquel título. Pero en las tres décadas que pasaron muchas cosas han cambiado. La guerra entre la humanidad y el conglomerado de especies alienigenas conocido como TheCovenant ha finalizado.  Spirit of Fire llega a un nuevo escenario, y a las puertas de una nueva y terrible amenaza.

Sin entrar demasiado en detalles sobre la narrativa, bastará decir que Halo Wars 2 enfrenta a las fuerzas humanas del Spirit of Fire con una facción desterrada de fuerzas de choque del Covenantliderada por el Brute conocido como Atriox. A lo largo de trece misiones, las fuerzas de la UNSC deberán enfrentar a las salvajes tropas de Atriox mientras luchan por el control de la estructura conocida como El Arca, una magnifica mega construcción espacial que esconde antiguos secretos sobre los anillos Halo y poderes inimaginables para quien puede hacerse con su control.

La campaña de Halo Wars2 cuenta con unos valores de producción absolutamente inmensos, tal vez los más elevados que he visto en mi vida aplicados a un juego de estrategia en tiempo real. Los separadores entre misión y misión poseen un nivel de animación superlativo, y los trabajos de los actores de voz y de captura de movimientos son espectaculares. Toda esta parafernalia es puesta al servicio de una narrativa que, lamentablemente, solo será atractiva para quienes ya sean aficionados a la franquicia Halo. Como un neófito en la saga, he encontrado que la ficción militarista que plantea este universo roza por momentos elementos demasiado infantiles y estereotipados. Pero sin todo el bagaje de los otros juegos de la franquicia a cuesta (tanto la saga central como los Spin-offs, entre los que se cuenta el primer Halo Wars) tampoco me siento capacitado como para dar una sentencia definitiva en el asunto.

Además de la campaña, que sirve como un excelente punto de entrada al juego, Halo Wars presenta otras opciones a la hora de encarar las batallas. El modo Escaramuza vs la IA y multijugador presentan distintas opciones. Ya sea que enfrentemos los combates solos contra la IA, contra otros jugadores o en forma cooperativa vs la IA podremos optar por un surtido número de mapas (no demasiado diferentes entre sí, lamentablemente), y distintas condiciones de victoria. La partida a muerte, por ejemplo, nos presentará el objetivo de acabar por completo con las fuerzas rivales. Mientras que una partida por dominación tiene por objetivo el control de distintos puntos del mapa hasta que un jugador logre el puntaje objetivo y se alce con la victoria.

El modo más original e intrigante que presenta Halo Wars 2 es el modo Blitz. Se trata de una especie de hibrido entre una partida tradicional de RTS acelerada al máximo y un juego de cartas coleccionables. Este modo remplaza la construcción de bases y la recolección de recursos por un mazo de cartas que los jugadores pueden ir poniendo en juego a lo largo de la partida. Cada una de estas cartas brinda al jugador distintas unidades o habilidades, y el elemento de azar introducido en la implementación de las mismas brinda al modo Blitz un frenetismo que está ausente del resto de los modos de juego. Claro que este modo introduce además un elemento de microtransacciones al brindar al jugador la posibilidad de comprar paquetes de cartas para engrosar los mazos. Por lo no sería del todo falso asegurar que Blitz introduce un elemento “PaytoWin” a Halo Wars 2. La posibilidad de obtener nuevas cartas durante la campaña, al lograr distintos objetivos y mediante la consecución de desafíos diarios mitiga un poco esta realidad, pero al final del día es difícil sacudirse la noción de que en este modo de juego gana el que más dinero desembolse.

En cuanto a la jugabilidad general del título, no puedo evitar tomar el punto de vista del aficionado a la estrategia. Como tal, creo que nohago mal en describir a Halo Wars 2 como un juego de estrategia en tiempo real extremadamente básico. Esto no es algo malo en sí mismo, ya que los elementos que funcionan bajo Halo Wars 2, si bien simples, cumplen con creces sus objetivos. Pero, al final del día, no vamos a encontrar en la producción de TheCreativeAssembly nada nuevo ni llamativo que diferencie a este juego de otras ofertas similares recientes como Grey Goo o el propio Starcraft 2. Y a diferencia de lo visto en aquellos juegos, las dos facciones de Halo Wars 2 son mayormente simétricas y ofrecen pocas variaciones estratégicas significativas. Todo en Halo Wars 2 funciona bajo un simple pero elegante sistema de Piedras-Papel-Tijeras, donde los vehículos son fuertes contra la infantería, la infantería contra las unidades aéreas y las unidades aéreas contra los vehículos.

Solo algunas pocas unidades presentan algunas sorpresas algo más interesantes en la forma de habilidades especiales. Y de entre estas destacan los Spartan. Estas tropas de elite de la UNSC pueden ser descriptas como auténticos ejércitos de un solo hombre capaces de diezmar a pelotones enemigos enteros. Además, la capacidad de estos soldados de anular y capturar vehículos enemigos ofrece algunas consideraciones estratégicas algo más interesantes. Por lo demás, el juego cuenta con un sistema de “habilidades de líder” en la forma de distintas contramedidas y ataques desplegados por el Spirit of Fire o las fuerzas de Atriox que no se salen de lo ya visto anteriormente en el género: ataques orbitales, drones reparadores, campos de minas, etc.

Todos estos elementos están envueltos, como ya hemos señalado, en uno de los paquetes más bellos puestos al servicio de un juego de estrategia. No solo la calidad de las cinemáticas es superlativa, si no que la fidelidad gráfica de Halo Wars 2 es también bastante potente. El juego funciona a un Framerate adecuado incluso en las resoluciones más altas, siempre y cuando se cumplan los requisitos de hardware, y la cantidad de efectos presentados en pantalla es bastante importante. A pesar de esto último, TheCreativeAssembly se las ha arreglado para mantener la acción bastante limpia y fácil de leer en todo momento. Algo por demás necesario si tenemos en cuenta que Halo Wars 2 está pensado desde el vamos para ser controlado con un gamepad de Xbox (algo que, desde ya, no es necesario en su versión PC).

En definitiva, Halo Wars 2 es un juego en el que sin dudas se ha volcado mucho esfuerzo. Los enormes valores de producción y la probada capacidad de los estudios implicados en el titulo demuestran que Microsoft se ha tomado este spin-off de su franquicia estrella muy en serio. Y no tengo dudas de que no existe en consolas nada ni remotamente similar a Halo Wars 2. Pero en PC, el titulo palidece ante la competencia (Que si bien no es mucha, existe). Halo Wars 2 no agrega nada nuevo al menú de los RTS. Incluso su adición más intrigante, el modo Blitz, termina por sucumbir ante lo pedestre y derivativo que resulta el resto del producto. Los fanáticos de la saga Halo, seguramente más interesados en la ficción militar de este mundo que aquellos que no tuvieron la suerte de seguir las aventuras del Jefe Maestro, harán bien en agregar un punto o dos a la nota final de esta reseña. Pero para todos los demás, para todos aquellos que no conocemos demasiado de este universo, Halo Wars 2 no se presenta como una oferta demasiado atractiva, ni como un juego de estrategia con la espalda suficiente para sobrevivir en una escena fuertemente competitiva.

Este review fue realizado con una copia de prensa proporcionada por Microsoft.

Halo Wars 2 - Review
Gráficos90%
Música y Sonidos90%
Jugabilidad60%
Multijugador60%
Lo mejor
  • Valores de producción superlativos.
  • La mecánica de juego del modo Blitz.
  • Introduce nuevos elementos a la ficción de Halo.
Lo peor
  • La narrativa presenta poco atractiva para quien no sea ya aficionado a la franquicia.
  • Sistemas de estrategia demasiado básicos.
  • El elemento “Pay to Win” en el modo Blitz.
65%Nota Final
Puntaje De Lectores: (2 Votos)
83%