Durante la CES 2017, ACER anunció una laptop bastante sorprendente, y costosa. Se trata de la Predator 21 X, la notebook gamer más ridícula alguna vez creada, considerando que cuesta unos U$S 9000.

La 21 X estará compuesta por un Intel Core i7-7820HK (Kaby Lake) con dos GeForce GTX 1080 en SLI, y se puede decir que es un poco excesivo para una pantalla con resolución nativa de 2560×1080 y una tasa de refresco de 120hz con soporte G-Sync, todo esto en un panel IPS de 21 pulgadas. Esto podría llegar a rendir si a lo largo del camino se te da por conectar la Predator 21 X a una pantalla 4K.

Los compradores encontrarán 64GB de ram DDR4-2400, cuatro discos sólidos de 512GB en configuración RAID 0 (inculyendo dos SSDs NVMe PCIe) y 1 TB HDD, aunque Acer no menciona exactamente cuanto almacenamiento vendrá por defecto, sugiere que no vendrá con los cuatro slots para SSDs llenos. Por otro lado, solamente 1 TB de espacio en disco rígidos es algo bastante escaso.

Al abrir la pantalla, los usuarios podrán usar un teclado mecánico de tamaño completo con switches Cherry MX Brown e iluminación por tecla. También incluye tres diseños de audio, un keypad numérico que puede ser dado vuelta y usado como touchpad, soporte para Windows Hello, y un panel de mantenimiento arriba del teclado que provee acceso rápido a los módulos de RAM y a uno de los discos de 2.5 pulgadas.

  • Comandante ÑOÑARDO

    LA notebook.