En el futuro alternativo de Prey, el presidente Kennedy sobrevivió al intento de asesinato, lo que desencadenó una serie de eventos que llevaron hasta el conflicto central del juego anunciado recientemente por Arkane Studios. Tras recuperarse del ataque, Kennedy redobló los esfuerzos de su país en la carrera espacial. Tomó el control de un programa conjunto entre EE. UU. y Rusia, y transformó un satélite ruso en una instalación de I+D completamente operativa y orientada al estudio de lo extraterrestre. Más tarde, dicha instalación se convirtió en la Talos I, una estación espacial muy avanzada propiedad de la corporación TranStar. En los pocos años desde que TranStar tomó el control, la estación se ha utilizado como laboratorio de pruebas de experimentos moralmente dudosos en los que el personal de la instalación ha servido como sujetos de pruebas; personal como Morgan Yu.

“El mundo de Prey no es exactamente el mundo tal y como lo conocemos,” cuenta el director creativo Raphael Colantonio. “Nos imaginamos cómo habrían transcurrido las cosas si añadíamos un evento muy significativo a nuestra cronología: el descubrimiento de formas de vida extraterrestres en los años 50”.

“Este descubrimiento provocó toda clase de consecuencias en nuestra versión de la historia, incluido que Kennedy sobreviviera al intento de asesinato, lo que a su vez llevó a que el gobierno de los EE. UU. se involucrase más en la investigación espacial, etcétera,” añade el diseñador jefe Ricardo Bare. “Estas consecuencias se notan incluso en la estética “neo-déco” de los años 60 que predomina en la Talos I”.

Tras despertar en la Talos I, Morgan descubre que la estación ha sido invadida por una entidad extraterrestre llamada Tifón que los científicos tenían encerrada para su estudio, mientras intentaban utilizarla para aumentar las capacidades humanas. Morgan, con la ayuda de extraños poderes alienígenas, debe sobrevivir a la incursión, desvelar los misterios que envuelven al Tifón y salvar a la humanidad del peligro inminente a bordo de la estación.

Prey se lanzará en 2017 para PlayStation 4, Xbox One y PC.