Durante estos últimos años, nuestra plataforma comenzó a recibir un aluvión de juegos de rol japoneses (JRPG), tales como los Final Fantasy de Square Enix y los Hyperdimension Neptunia de Idea Factory/Compile Heart entre otros. Pero por primera vez de la mano de Namco Bandai estamos recibiendo un juego de las saga “Tales Of”, para ser exactos, el Tales Of Zestiria que fue lanzado este año para conmemorar los 20 años de la franquicia, que data desde la época de la Super Nintendo.

La historia nos sitúa en el continente de Greenwood, donde las naciones que lo conforman (Hyland al este y Rolance al oeste) están al pie de una guerra total, provocando la aparición de criaturas llamadas «Infernales», que son creados por las emociones negativas de las personas. Estos infernales no pueden ser vistos ni destruidos por el humano común y corriente. La única manera de destruirlos es por medio de los poderes de purificación del Pastor. La otra raza que vive junto a los humanos son los serafines, seres adorados por los humanos y que proporcionan bendiciones a estos. Los serafines, como los infernales, tampoco pueden ser vistos por los humanos, por eso y por las bendiciones que proveen, estos los tratan como deidades.

El protagonista de esta historia se llama Sorey, un chico de corazón puro, criado desde su nacimiento en una aldea de Serafines que adquiere la habilidad de poder verlos. Un día, explorando unas ruinas, Sorey y su amigo de la infancia, Mikleo, se encuentran con una chica inconsciente, a la cual deciden ayudar al llevarla a la aldea y proporcionarle las herramientas necesarias para que pueda volver a su casa. Un tiempo después que la chica misteriosa abandona la aldea, esta es atacada por un infernal que busca asesinar a la chica.

Sorey y Mikleo derrotan a este infernal y deciden emprender un viaje por el mundo buscando a esta chica para avisarle que se encuentra en peligro. Una vez que la trama se desarrolla un poco más, Sorey se convierte en el Pastor, el cual tiene el objetivo de purificar a los infernales y enfrentarse al Señor de la Desgracia. Para cumplir este objetivo, Sorey tendrá que buscar aliados para completar su misión.

En definitiva, la historia de Sorey es la del aprendizaje por la experiencia de explorar el mundo, haciendo que este personaje evolucione de muchas maneras hasta que lleguemos al final del juego, donde se pondrá a prueba la resolución de Sorey por salvar el mundo.

La exploración es idéntica a la del Kingdom of Amalur de EA: una zona grande que se conecta con otra por medio de puntos de carga. En estas zonas podremos encontrar enemigos, -NPCs, tesoros y dungeons. Para recorrer estas zonas en su totalidad necesitaremos obtener habilidades especiales que funcionan solo en la exploración del mundo, como la habilidad de destruir rocas que obstruyen el paso.

Un punto en contra de este sistema es que las zonas -al ser muy grandes- están totalmente vacías, haciéndolas aburridas de explorar, y lo peor de todo es que en el juego hay mucho back tracking, haciendo que haya que volver a zonas previamente exploradas. Lo único que se puede decir positivamente es que son hermosas de ver. Se nos presentarán planicies, ciudades, puentes, montañas. Hay mucha variedad de dungeons, siendo los más importantes y los más divertidos de explorar los de la trama principal de la historia (como por ejemplo los Templos), al contrario de los dungeons secundarios, que son todos muy parecidos y no son divertidos de explorar, haciéndolos tediosos. Para recorrer todo este gigantesco mundo tendremos puntos de viaje rápido en los puntos de guardado que hayamos desbloqueado, pero para desbloquear estos puntos tendremos que hacer, en algunos casos, misiones secundarias y en otros se habilitan al progresar en la aventura.

Por lejos, lo más entretenido son las batallas. El juego consta de 6 dificultades: sencilla, normal, moderada, difícil, intensa y chaos, siendo estas dos últimas desbloqueadas a medida que avancemos en el juego. Además, mientras más alta sea la dificultad, los enemigos dejarán caer más objetos y oro. Por otro lado, nos darán menos experiencia y serán mucho más complicados de eliminar. A diferencia de otros juegos de la saga, al entrar en combate no iremos a una zona especial para empezar con la acción, sino que es exactamente en la misma zona que estemos explorando, haciendo que si en la zona que estamos hay algún tipo de obstáculo, este también estará cuando se inicie la pelea.

El sistema de batalla es una versión severamente modificada del primer juego de la saga (Tales of Phantasia). Este sistema se llama «Linear Motion Battle System (LMBT)» y permite combates en tiempo real, combinando ataques comunes con artes (ataques especiales y o mágicos), muy parecido a un brawler. En este caso se llama «Fusionic Chain Linear Motion Battle System (FC-LMBT)», y las principales diferencias son la posibilidad de hacer cadenas de golpes junto a los otros personajes y la habilidad de «Armatización», que permite fusionar a un humano y un serafín, que al ser combinados sumará las estadísticas de ambos personajes y nuevas habilidades que corresponden al tipo de serafín que hayamos utilizado. Si usamos un serafín de agua tendremos habilidades y daño orientado al agua, por ejemplo.

Uno de los principales problemas del juego es la cámara. Mientras nos encontremos explorando el mundo, la cámara se comporta de una manera perfecta, pero en el combate no funciona tan bien, y se pone más molesta dentro de los dungeons, ya que son muy estrechos y la cámara, en vez de ponerse detrás del personaje cuando este se encuentra cerca de una pared, se pondrá por arriba, haciendo que sea muy molesto y no te permita ver el campo de batalla.

La personalización de los personajes, tanto visualmente como para su equipo, es bastante profunda. Cada pieza de equipo tiene hasta 4 ranuras para pasivos, de las cuales 3 se pueden llenar como a uno le guste, y los ítems del mismo tipo (que tengan el mismo nombre) se pueden combinar para crear uno más poderoso. Mientras que también podremos cambiarles las vestimentas a nuestros personajes, algunas son graciosas y otras podrán hasta modificar el tema sonoro de la batalla.

El apartado gráfico no es muy destacable, las texturas dejan mucho que desear y los objetos como el pasto se ven bastante feos, pero por suerte los personajes se ven muy detallados gracias al cell-shading. Por desgracia, el juego esta capeado a 30 cuadros por segundo, haciendo que no sea una experiencia Master Race (menos mal que ya hay un mod que arregla esto). Hay que destacar que el rendimiento del juego es perfecto, incluso con máquinas no muy potentes. Se puede alcanzar y mantener esos 30 fps todo el tiempo, teniendo así una experiencia bastante buena.

Lo que hicieron Go Shiina y Motoi Sakuraba con el soundtrack no tiene nombre. Es una de las mejores OST que se han escuchado. Cada zona del juego está en perfecta armonía con cada melodía, y esto cae en evidencia cuando tenemos que recorrer los templos del juego. En el templo de fuego se escucha un estilo de música flamenco con unas castañuelas españolas haciendo juego con el color del templo, mientras que en el templo de agua escucharemos una tonada suave y agradable. No solo música de los templos es buena sino que cada momento en la aventura de Sorey y sus amigo está plagado de situaciones donde el audio está totalmente compenetrado con la acción que se nos presenta. Escucharemos un tono oscuro y lúgubre cuando nos vamos a enfrentar con algún jefe, o escucharemos un tono lleno de esperanza cuando estemos en momentos claves de la historia.

Tales of Zestiria hace muchas cosas bien y otras no tanto, pero al final del día es un juego muy sólido que nos tendrá atrapados por unas 40 horas o más, dependiendo la dificultad en la que juguemos. Esperemos que esto sea el comienzo de más juegos de la saga “Tales Of” en PC. Habiendo tan pocos juegos JRPG de este estilo, es recomendable para cualquier fan del género.

Este review fue realizado con una copia comercial proporcionada por Bandai Namco.

Tales Of Zestiria - Review
Historia80%
Gameplay90%
Gráficos70%
Música y sonidos100%
Lo bueno:
  • El sistema de Combate
  • Impecable sonidos y banda sonora
  • Excelente ambientación
Lo malo:
  • La cámara es un tanto incómoda
  • Gráficos sencillos; La limitación de 30fps
  • Historia poco robusta
85%Nota Final
Puntaje De Lectores: (6 Votos)
90%