Como es costumbre con cada lanzamiento importante de un título de PC, Nvidia nos trae nuevos drivers WHQL que nos preparan para obtener la mejora experiencia con placas Geforce. Esta vez le toca a la nueva iteración de la saga Assassin’s Creed, ambientada en la época victoriana de Londres.

Este nuevo set certificado también mejorará el rendimiento en la próxima beta de Overwatch, que estará disponible este próximo fin de semana para algunos afortunados.