Finalmente, y gracias al tremendo esfuerzo que siempre hace nuestro staff, la consola de Microsoft ha llegado y se une a esta nueva sección que desarrollamos, poco a poco, para poner en evidencia que la Master Race no es un simple mito, sino que verdaderamente es la plataforma superior. En esta ocasión nos ocuparemos de otro de los juegos más visualmente espectaculares de los últimos tiempos, para ver que tanto se parece la versión de PC a la de Xbox One.

En nuestra previa comparativa de Assassin’s Creed Unity entre las versiones de PC y Playstation 4, habíamos capturado solo escenas cinemáticas en vez de mostrar la jugabilidad misma, haciendo que la diferencias visuales fueran prácticamente nulas (más aún mirando el video desde Youtube) y la disparidad entre FPS un tanto irrelevante. En este nuevo Pixel Wars, hemos capturado escenas de gameplay de tres misiones para mostrar como se desempeñan ambas plataformas en escenarios complemente diferentes. Los invitamos a comentar y compartir sus apreciaciones, y que nos digan qué más les gustaría ver en estas batallas que estamos armando.

Asegúrense de mirar el video con Google Chrome o Internet Explorer de 64 Bits y elegir la configuración 1080p(60) para poder visualizar el videos a 60 FPS, y así ver la diferencia de cuadros por segundo entre PC y Xbox One.

Configuración usada:

Como todos sabrán, Ryse: Son of Rome ha sido desarrollado por varios años para mostrar las capacidades de la Xbox One, y ser lanzado desde el primer día como bandera insignia de la marca. Corre sobre el siempre efectivo CRYENGINE y realmente aprovecha las capacidades más modernas del motor. Inicialmente fue exclusivo de la consola pero, gracias a una renovada -pero no explicita- idea de Microsoft con respecto al mercado, ha sido liberado para que llegue a nuestra plataforma. Algunas de las diferencias son sustanciales.

Lo primero que se puede encontrar a simple vista es que la versión de Xbox One está ajustada a una resolución de 900p, y limitada a 30 cuadros por segundo, mientras que nuestro sistema (i7 2600k @ 4.8GHz, 16GB RAM DDR3 1600MHz, SLI de GTX980) corre suavemente a 60 cuadros por segundo, en una resolución de 1080p. Hasta hemos podido superar los 30fps al correrlo en 4K, con todas las opciones al máximo y sin v-sync. Lógicamente no es justo comparar una consola de $10.000 con una PC con dos placas de video del mismo precio, pero como podrán observar en nuestro review de la GTX 980, Ryse se puede jugar perfectamente con un solo GPU en 1080p a 50-60fps -siempre y cuando no usemos Supersampling.

En nuestra experiencia con la consola de Microsoft, pudimos observar que Ryse en Xbox One no logra alcanzar ni mantener 30 FPS constantes, de hecho en muchas áreas pudimos notar una tasa de entre 20 y 25 cuadros por segundo, similar a lo que sucede al recorrer las calles de Paris en Assassin’s Creed: Unity, tanto en Playstation 4 como en Xbox One.

En algunas de las escenas podemos notar un ajuste de cámara para la Xbox One, como en el espectacular desembarco en las playas, donde parece que han buscado planos más cerrados para disminuir la cantidad de información en pantalla a procesar, pero no es algo que podemos confirmar. A simple vista, solo pierde en estética, ya que los planos más abiertos de la versión de PC le hacen mejor honor a semejante despliegue.

Como era de esperarse, debido a la reconocida menor capacidad técnica de la consola de Microsoft -aún menor que la Playstation 4- Ryse solo ha sido filtrado con un simple SMAA, mientras que en PC podemos llegar utilizar el Antialiasing Temportal (TAA) de Crytek, el cual hemos reemplazado por un Supersampling (SSAA) 1.5×1.5x en los videos, solo con el propósito de mantener una imagen comparativa más nítida. Con la resolución de texturas ocurre algo similar, partiendo desde la base en que Crytek no nos permite activar las opciones en Ultra con placas de video que no llegan a los 3GB de VRAM. Los resultados en nuestra plataforma son realmente espectaculares, aunque vale aclarar que en este caso, los 900p de resolución esconden bastante las diferencias. Ryse ha sido adaptado a las PC pensando en los 4K desde el primer momento en que se liberaron de la exclusiva, y se nota un fuerte trabajo en resaltar cada uno de los detalles de esta espectacular Roma.

Quizá la mayor de la distancias se encuentre en la implementación de LOD (level of detail – niveles de detalle) donde claramente se recorta bastante la calidad de los personajes y el entorno en Xbox One, siendo más evidente en los niveles donde se puede ver a grandes distancias. En la versión de PC podemos ver el mismo nivel de detalle de los soldados y enemigos tanto en primer plano como a lo lejos, definitivamente entregando una experiencia mucho más realista.

El resto de los efectos e implementaciones técnicas están a la par, gracias a un impresionante trabajo de desarrollo de Crytek (aunque no tanto de diseño) y aunque no debemos ser injustos con la pobre consolita, ya que a pesar de tener una resolución menor y tasa de cuadros por segundo bastante inestable, ofrece una experiencia gráfica disfrutable de punta a punta. Pocos juegos modernos se mantienen tan sólidos a través de todo su desarrollo, pero nunca lo hacen tan bien como para la Master Race.

Pueden leer nuestro review de Ryse: Son of Rome en este link, junto con más de 250 imágenes en 2560×1600 con detalles al máximo en nuestra galería de Master Shots. También pueden observar como se desempeña Ryse: Son of Rome con una sola GTX 980 y GTX 960 en los siguientes videos:

Agradecemos a Crytek por habernos proporcionado los códigos de Ryse: Son of Rome para PC y Xbox One.