Estos dos hermanos parecen no tener suerte. Luego de haber fallecido su madre, su padre contrae una enfermedad cuyo único ingrediente según el curandero del pueblo se puede encontrar en una especie de árbol mágico -algo así como The Tree of Life menos la parte bíblica.

Los hermanos entonces parten hacia su destino en busca de la cura en una travesía que en principio parece terrenal y ordinaria, pero que en poco tiempo se transformará en una tierra con elementos fantásticos, fabulescos y hasta con una pizca de mitología. Nos encontraremos con criaturas voladoras mágicas, gigantes, trolls y personajes que querrán ayudarnos, como también otros que intentarán entorpecer a los hermanos a lo largo de su viaje.

Todo esto sin la necesidad de diálogos, ni textos ni ninguna indicación evidente de qué camino seguir. Tampoco es que hace falta ya que el trayecto es muy lineal -no en el mal sentido- y todos los personajes, incluyendo los hermanos, hablan con un dialecto inentendible complementado con ademanes y gestos. Algo así como el Swenglish gracioso del Magicka, salvo que en el éste algo se puede agarrar idiomáticamente. En Brothers en cambio, la comunicación está más cerca de un lenguaje de onomatopeyas que otra cosa, pero tiene un grado de seriedad más marcado dada la naturaleza de su busqueda y de los peligros con los que estos dos hermanos tendrán que toparse.

Brothers: A Tale of Two Sons es un juego de aventura que tiene como base una extensa gama de mini-puzzles, uno tras otro, en conjunto con un traversal gameplay (acrobacias) muy bien elaborado. Muchas acciones como pasar por una reja las tendrá que hacer el hermano menor (el más pequeño) mientras que el mayor usará la fuerza para ciertas palancas, o le hará ancla al más pequeño para que éste luego le arroje una soga. Podría mencionar otras similares pero tampoco es la idea spoilear cada combinación de los hermanos.

No hay acción por así decirlo, si no que tendremos que usar nuestro ingenio para combatir trolls gigantes, arañas, lobos y otros enemigos que intentarán obstaculizar nuestra misión. En este sentido lo podría comparar con el Tomb Raider (2013), ya que dificultad no es el punto fuerte del juego pero se disfruta a nivel cinématico, y en Brothers las escenas excelentemente scripteadas junto con el traversal y los puzzles hacen la fórmula perfecta para uno de los mejores juegos de este año.

Por supuesto que no todo es a pie o balanceandonos de estructuras. Tambíen usaremos una maquina voladora, un bote y nos abriremos paso cortando extremidades de gigantes mientras nos sumergimos en arroyos con corrientes y cascadas de sangre. También tendremos que interacturar con ciertos objetos como engranajes, ballestas y catapultas y hasta una sierra de leñador para crear un puente.

Los controles son por demás de sencillos, pero si jugamos con teclado y no tenemos un buen sentido de la coordinación quizás sea preferible agarrar un pad de 360 y olvidarse. Tratar de girar dos palancas al mismo tiempo puede resultar un tanto tedioso con teclado y hay momentos en la historia donde el gamepad vibrará y la experiencia será –sentimentalmente– diferente.

Usando teclado, el hermano mayor se maneja con WASD y la barra espaciadora, mientras que el menor con las flechitas y el Control derecho, no hay más que eso. Si jugamos con gamepad, cada hermano se manejará con los análogos.

Gráficamente es excelente en todo sentido. Cada escenario está cuidado con un nivel de detalle increíble y con una naturalidad asombrosa, más aún tomando en cuenta efectos como los de agua, nieve, la iluminación, el contraste del fuego en la noche y otros elementos que hacen que Brothers: A Tale of Two Sons se sienta como una verdadera fábula de pricipio a fin.

No hay opciones gráficas más allá de la resolución y el V-Sync, y aún así, debo reconocer que no hizo falta ni Antialiasing ni se me pasó por la cabeza criticar algún aspecto visual del juego. “Quizás” algunas texturas podrían haber estado mejor, pero por pesar 1.4gb y habiéndolo pagado u$s 6 dolares en oferta (u$s 15 es el precio real) sinceramente no hay forma que los 6 o 15 dólares que gastamos no se sientan justificados.

Por supuesto que Brothers no es el resultado sorpresivo de un estudio Indie. Los responsable de esta joya son los developers de Starbreeze Studios, autores de juegos como The Chronicles of Riddick: Escape from Butcher Bay y su continuación Assault on Dark AthenaThe Darkness, al igual que titulos más recientes como el Syndicate (publicado por EA) y Payday 2, que al igual que Brothers: A Tale of Two Sons, fueron publicados por 505 Games (Sniper Elite v2, Sniper Elite 3, IL2-Sturmovik).

La música definitivamente es otro elemento a destacar. En lugares cerrados por lo general escucharemos música ambiental un tanto siniestra y misteriosa, pero también habrá melodías alegres con coros femeninos -con un toque ecleciatico- cuando los hermanos logran alguna hazaña importante.

En conclusión, Brothers: A Tale of Two Sons es una grata sorpresa de este 2013 donde el arte, la creatividad y el sentimentalismo no fueron los protagonistas principales, y este sensacional juego de tan solo 1.4gb mezcla todo eso y ha superado ampliamente mis expectativas.

Quizás el punto flojo de Brothers es la duración, que serán unas 4 o 5 horas gameplay. Sin embargo, lo que carece en duración, lo compensa con momentos emotivos, enternecedores y por momentos un tanto tristes. En este aspecto A Tale of Two Sons es como un viaje corto en montaña rusa. Corto, aunque lleno de emociones como pocos juegos saben lograr. Es de esos juegos que nos llegan al corazón y nos hacen llorar tanto de emoción como de tristeza.

Sin mucho más para agregar, Brothers: A Tale of Two Sons es una de las más gratas sorpresas de este año. La combinación de la exquisita visual y la memorable música, junto con un gameplay sencillo pero entretenido, y agregando esos momentos sumamente emotivos harán quebrar hasta al tipo más duro,  eso señoras y señores, es una receta pocas veces visto en un juego y doy fe de que será el GOTY de la categoria de juego descargable –y quizas más que eso- de muchos sitios.

Si aún lo compraron, vayan ya a Amazon que aún sigue en oferta por u$s 6. Les aseguro que van a ser los mejores 6 dolares que hayan gastado este año.

Brothers: A Tale of Two Sons - Review
Historia80%
Gameplay95%
Musica y Sonidos90%
Graficos93%
Lo bueno:
  • Gameplay sencillo y entretenido
  • Graficos excepcionales
  • La música da en el clavo
Lo malo:
  • Corta duración
  • Controles confusos con teclado
  • Algunas texturas lavadas
90%Nota Final
Puntaje De Lectores: (0 Votos)
0%