Techland ha lanzado un video de 9 minutos de gameplay en donde se puede apreciar la dinámica y el impresionante motor gráfico de Dying Light, condimentado con una mayor dificultad al caer la noche. Es una especie de Dead Island con la velocidad y los movimientos de Mirror’s Edge.

Una de las cosas que más llaman la atención es que, al contrario de su antecesor espiritual, en Dying Light no se nos impone enfrentarnos a los zombies sino que -como es de esperarse en un mundo apocaliptico, plagado de muertos resucitados- lo mejor es saber cuándo escapar y cuándo enfrentarlos. Además se puede ver el uso de varias trampas estratégicas y como al oscurecer, el juego se empieza a poner realmente dificil.

Estamos sorprendidos de lo bien que se ve y de lo divertido que parece. Esperemos que no se trate de un simple trailer marketinero, como en Dead Island, y el juego realmente entregue una experiencia atrapante.

Dying Light sale para todos los sistemas hogareños -excepto WiiU- en 2014.