Oxide Games es un nuevo estudio formado por ex empleados de Firaxis y Microsoft, principalmente apuntado al desarrollo de juegos de estrategia de nueva generación. Hoy anuncian su nuevo engine, Nitrous, un engine nativo en 64 bits, multinúcleo, diseñado específicamente para el hardware actual de PCs y las consolas de la nueva generación.

Una de las características principales del motor es el sistema SWARM (Simultaneous Work and Rendering Model). Esto significa que deriva el trabajo de render a cualquier CPU que se encuentre disponible, permitiendo procesar un alto número de objetos 3D de alta calidad al mismo tiempo.

Además de esta importante capacidad, Nitrous es capaz de sacar provecho de las nuevas arquitecturas como los procesadores Haswell de Intel.

Al soportar nativamente el proceso en 64 bits, es capaz de manejar texturas de muy alta resolución, mientras que las capacidades multinúcleo acompañan al resultado con una gran cantidad de emisores de luz.

Tim Kipp, co-fundador de Oxide Games dijo:

“En la mayoría de los juegos modernos, los jugadores pueden ver una cantidad determinada de modelos 3D únicos, de alta calidad, al mismo tiempo. Eso es porque los engines 3D actuales procesan en 32 bits y dependen de un “proceso principal” para trabajar con el GPU. Nitrous, en contraste, fue diseñado desde el principio en 64 bits, para multinúcleo. Nitrous representará una enorme cantidad de unidades y fuentes de luz en pantalla, en cualquier momento.”

Varios desarrolladores se han comprometido a utilizar Nitrous en próximos juegos. Stardock Entertainment, conocido por grandes juegos de estrategia como Sins of a Solar Empire y Fallen Enchantress, ha invertido en Oxide Games.

Parece que se viene una nueva generación de juegos de estrategia que realmente aprovecharán las capacidades de nuestro hardware. Por fin veremos batallas monumentales con infinidad de combatientes en pantalla.